15 de mayo de 2012

¿Cómo evitar el embarazo?

 

METODOS ANTICONCEPTIVOS




Método de abstinencia. Si una mujer lleva una vida sexual activa, pero no desea usar ningún método anticonceptivo por diversas razones, debe saber que existen dos métodos naturales para evitar un embarazo no deseado son:

*       El método del ritmo.



Se debe llevar un registro de las últimas ocho reglas. Por eso, es mejor que lo practiquen mujeres con menstruaciones regulares (entre 28 y 32 días)

"se podrá tener relaciones sexuales los primeros siete días, contados a partir del primer día de menstruación. Los siguientes 12 días son peligrosos; por lo tanto, abstenerse de mantener intimidad. Nueve días antes del inicio de su próxima regla ya puede tener relaciones sexuales sin peligro de quedar embarazada."

*       El método del moco cervical.





Para practicar este método tiene que estar atenta a la presencia del moco de su cuello uterino. Es decir, a la sensación húmeda que tiene en la vagina.

Cuando está en su periodo fértil, este moco es abundante, transparente y elástico (se estira y no se rompe), muy parecido a la clara del huevo. Por lo tanto, no debe tener relaciones sexuales desde que se presenta este moco hasta cuatro días después. Luego, este vuelve a ser pegajoso (se estira y se rompe) y hay densa sequedad. Esto significa que ahora está en su periodo no fértil.

Los anticonceptivos de emergencia se utilizan generalmente para ayudar a prevenir la concepción, cuando otros métodos de control de la natalidad puede haber fallado, o no han sido utilizados. Las formas de anticoncepción de emergencia incluyen la "píldora del día después", que normalmente contiene una alta dosis de la hormona progestina. Algunos tipos de anticonceptivos pueden ser utilizados como de emergencia, si se toman a la vez de dos a cinco píldoras. Los dispositivos intrauterinos o DIU, a menudo se utilizan como anticonceptivos de emergencia. Las píldoras anticonceptivas y los DIU son diferentes de las píldoras aborto, ya que se utilizan generalmente en las primeras 72 horas de las relaciones sexuales sin protección, para evitar la fecundación.


El anticonceptivo de emergencia o píldora del día después, es la forma más popular de la anticoncepción de emergencia. Con la pastilla se previene la ovulación y se impide que los espermatozoides penetren en el óvulo liberado en el útero. Los médicos recomiendan tomar la píldora dentro de las 72 horas siguientes al coito sin protección, para una máxima efectividad.

Algunos tipos de píldoras anticonceptivas comunes también pueden ser utilizados como anticonceptivos de emergencia. A las mujeres generalmente se les recomienda consultar con su médico antes de intentar éste método, ya que no todos los tipos o marcas de píldoras anticonceptivas pueden usarse con seguridad. Una gran dosis de dos a cinco píldoras anticonceptivas en una ingesta suele ser necesario, dependiendo del tipo y marca de píldora.

Los dispositivos intrauterinos o DIU, pueden ser utilizados como anticonceptivos de emergencia si se inserta dentro de los cinco días siguientes al coito sin protección. Los DIU pueden ser hechos de cobre, o pueden ser hechos de plástico. Estos dispositivos se colocan dentro del útero por un médico capacitado, y pueden ser eliminados después de próximo período menstrual de la paciente o dejar en su lugar como un método anticonceptivo a largo plazo. Aunque por lo general las pastillas anticonceptivas de emergencia previenen el embarazo al impedir la fecundación del óvulo, el DIU puede prevenir el embarazo, incluso después de que el óvulo fertilizado se ha adherido a la pared uterina.

Quedar embarazada es un milagro y necesitamos empezar a cuidarnos cuando comprobamos que vamos a ser mamá; desde la primera sospecha tienes que ir al médico para que comience a recetarte ácido fólico y te informe acerca de los cuidados que debes tener.






Si tienes dudas sobre si estás embarazada, comienza a observar cómo te sientes por las mañanas y a lo largo del día. Por ejemplo, durante las primeras semanas de gestación las embarazada experimentan muchísimo sueño, incluso pueden quedarse dormidas estando en el trabajo.

No necesariamente vas a enfrentar un aumento considerable de peso, pero sí te vas a sentir hinchada. Muchas veces esta hinchazón se debe a la acumulación de gases, pero es normal al final del día. Las caderas también se van hinchando y haciendo más amplias.

Las náuseas de la mañana son el síntoma más común en las embarazadas; despiertan con una sensación de náuseas y mareos casi todas las mañanas durante el primer trimestre. Muchas mujeres que sienten náuseas uno o dos días seguidos creen estar embarazada y se asustan, por eso es necesario un descarte y una visita al ginecólogo.

El “asco” es otro punto clave de las embarazadas. Pueden tener ganas de vomitar solamente por el hecho de sentir algún aroma fuerte que cualquiera puede identificar como “común”. Algunas embarazadas sugieren comer caramelos de limón u oler fragancias cítricas (colonias o lociones) para evitar las náuseas por el “asco”.

Las mamas se hinchan también y duelen; este es un dolor en los senos muy parecido a cuando tienes el periodo. Los senos están muy sensibles y duelen más cuando te sacas el brasier, por eso algunos doctores recomiendan dormir con alguna prenda que no sea muy suelta o con un brasier de algodón para evitar un poco estos dolores.

Te puedes poner bastante sensible también. Cualquier cosa o comentario podrían hacerte llorar, pero no temas, es algo normal, solo pídele a tu pareja que te entienda, sobre todo durante los tres primeros meses, en los que te encuentras más vulnerable.

Ya sabes, cuando creas estar embarazada, no dudes en recurrir a tu ginecólogo para que te ayude en todo.








No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario